Lío con Banco Nacional tiene a 47.000 niños sin su beca

 

Aunque el curso lectivo ya va por la mitad, 47.000 escolares pobres aún no reciben ni un colón de su beca.

El dinero para comprar materiales educativos, viajar a la escuela y hasta para comer, está empantanado por un conflicto entre el Banco Nacional y el Fondo Nacional de Becas (Fonabe).

Las autoridades de ambas instituciones no se han puesto de acuerdo sobre el mecanismo para hacer llegar a esos menores los ¢11.000 mensuales de la subvención, denunció ayer la Defensoría de los Habitantes.

Los estudiantes afectados representan una tercera parte de quienes reciben el subsidio (150.000 beneficiarios), y son los de más reciente incorporación al programa.

Aunque desde el año 2002 el Banco Nacional distribuye esas ayudas, ahora quiere utilizar un sistema diferente a las cuentas de ahorros, para así reducir los costos administrativos.

La tardanza para adoptar el cambio provocó fuertes críticas por parte de la Defensoría de los Habitantes.

Incluso, la defensora Ofelia Taitelbaum, anunció que presentará un recurso de amparo en procura de que la Sala IV le ordene al Banco establecer una medida rápida para que los escolares reciban el dinero.

“No estamos hablando de una cosa menor, hablamos de educación, de alumnos que no están recibiendo una ayuda que es muy pequeña, pero necesaria para asistir a clases y continuar con su educación”, enfatizó Taitelbaum.

Hasta agosto. Tras consultas al Banco Nacional, la entidad aseguró que la solución llegará sin necesidad de una decisión judicial.

 

 

Juan Carlos Corrales, subgerente del Banco Nacional, explicó que sustituirán las cuentas de ahorro por tarjetas prepagadas.

No obstante, el convenio para concretar ese cambio se firmará la próxima semana y la distribución de esos plásticos concluirá hasta el otro mes.

“El proceso se ha alargado por las dificultades legales, contractuales y técnicas mencionadas (algunos padres de familia no tienen los documentos exigidos por la ley para abrir una cuenta).

”Esto nos preocupa mucho, por lo cual estamos trabajando intensamente para aplicar la solución. Esta semana se firmará el nuevo convenio con Fonabe y simultáneamente empezaremos a producir las tarjetas”, aseguró Corrales.

El portador de esa tarjeta prepagada no necesita abrir una cuenta en el Banco; además, puede utilizarla para retirar efectivo en cajeros automáticos o comprar de forma directa en comercios.

El Banco descartó la posibilidad de adoptar alguna otra medida de contingencia para que los niños reciban los fondos antes.

“Al ser una gran cantidad de nuevos beneficiarios de becas, cualquier solución que se aplique tiene grandes implicaciones en términos de procedimientos, programas informáticos y controles. Para la institución es preferible concentrarse en encontrar y aplicar la solución definitiva”, dice un boletín de prensa de esa entidad.

No fue posible obtener ayer la reacción de Sonia Calderón, directora de Programas de Equidad del Ministerio de Educación Pública y presidenta de la Junta Directiva de Fonabe.

Por su parte, Leonardo Garnier, ministro de Educación, se limitó a confirmar el acuerdo con el Banco.

“Ha sido un largo proceso por los cambios en metodología y las reglas que el Banco quiere usar”, aseguró Garnier.